Guía completa para crear y vender plantillas de Canva

Tabla de contenidos

A menos que hayas estado en un retiro digital en los últimos años, estoy segura de que has escuchado hablar de Canva. Sí, la famosa página que pone el diseño gráfico al alcance de cualquiera. En ella es posible diseñar lo que se te ocurra, desde un logo hasta una página web completa, todo con simplemente arrastrar y soltar elementos. El secreto está en la enorme cantidad de plantillas prediseñadas que hay en la plataforma y que los usuarios solo tienen que personalizar con los colores o tipografías que quieran. Más fácil imposible.

Ahora, ¿tenías idea de que es posible ganar dinero por internet haciendo plantillas de Canva? Sí, así como lees. Tú mismo puedes ser uno de los creadores de esos formatos que ayudan a millones de emprendedores digitales a hacer sus diseños más fácilmente y ahorrar tiempo. Mientras tanto, estarás ganando dinero de forma pasiva. Un win win perfecto.

En este post te voy a contar todos los detalles necesarios para crear y vender plantillas de Canva, una estrategia que puede ayudarte a generar un ingreso extra y que no necesita que tengas conocimientos demasiado específicos. Si te pones manos a la obra, en poco tiempo estarás consiguiendo tus primeros clientes.

¡Comenzamos!

Cómo crear plantillas de Canva para vender online

Para hacer esto mucho más sencillo, voy a dividir el proceso en dos fases que me parecen esenciales para que puedas pasar de no tener ni idea de nada a estar listo para vender tus plantillas de Canva. Vamos a verlas una a una.

  1. Planificación 

Lo primero que tienes que hacer es trazarte una hoja de ruta para que tengas muy claro qué vender y a quién vendérselo. Aquí hay dos puntos clave:

  • El nicho de mercado o público objetivo: piensa en qué sector quieres enfocarte o a qué tipo de perfiles te encantaría venderles tus plantillas. Por ejemplo, si te gusta la moda, puedes dirigirte a fashion influencers, tiendas de ropa o calzado, marcas de accesorios, etc. 

En cualquier caso, debes tener en mente que tus clientes casi siempre serán emprendedores o pequeñas empresas que quieren poder crear su propio contenido de forma más rápida.

  • Investigación y definición del producto: cuando sepas a quién vas a venderle, tienes que averiguar qué es lo que necesita y cuáles son los formatos más importantes para su negocio digital.

Si seguimos con el ejemplo de la moda, una marca de accesorios probablemente necesite plantillas para mostrar sus prendas en Instagram o en un catálogo en PDF. Con esto en mente, podrás comenzar a hacer tus diseños para después ofrecer justo lo que tu nicho necesita.

  1. Hora de diseñar

Ya tienes definido tu público y sabes lo que le hace falta, así que es momento de comenzar a hacer tus plantillas. En este punto solo toca sacar tu creatividad y probar diferentes combinaciones y estilos. Eso sí, hay un asunto importante y es que para vender plantillas de Canva debes crearlas cien por ciento desde cero, pues de lo contrario estarías incurriendo en delitos de derechos de autor. Si quieres hacer esto, hay que hacerlo bien.

En cuanto a opciones y formatos, las posibilidades son prácticamente infinitas, pero te cuento los más comunes:

  • Posts de Instagram.
  • Historias de Instagram.
  • Portadas de historias destacadas de Instagram.
  • Posts de Facebook.
  • Ebooks.
  • Invitaciones digitales.
  • Briefings.
  • Presupuestos.
  • Facturas.
  • Catálogos.
  • Currículos.

El producto final: todo lo que necesitas saber para entregar tus plantillas

Quise hacer una sección aparte sobre esto para poder explicarte el proceso de empaquetar y distribuir tus plantillas.

Lo primero que hay que hacer es crear todos los templates que sean de un mismo tipo en un solo documento de Canva. Por ejemplo, si haces un pack de historias destacadas, deben estar una tras otra de manera que tu cliente las edite fácilmente.

Una vez que tengas todo listo, tendrás que generar el enlace que permitirá que las personas que te compren accedan al contenido y lo editen por sí mismos. Eso lo haces con la opción “compartir como plantilla” de Canva. Es muy importante que no te equivoques en este paso, porque si compartes de otra manera, los cambios que hagan las demás personas se quedarán en tu propia versión y será un desastre. 

Ahora, tu producto final no debería ser un simple enlace, ¿verdad? Mi recomendación es que prepares un PDF bien organizado, con instrucciones detalladas y consejos de uso, y es ahí donde insertarás el enlace de la plantilla. Además, lo ideal es que tenga un diseño atractivo y que vaya acorde con la imagen de marca que tú quieras proyectar o el nicho que escogiste. 

Portada y presentación

Sea donde sea que promociones tus plantillas, necesitarás una pequeña imagen que te sirva de portada para el producto. Ya sabes que en internet todo entra por la vista, y tus clientes querrán hacerse una idea de lo que van a comprar.

Lo habitual es que descargues en formato JPG algunas de las plantillas que creaste, y las ordenes todas dentro de una imagen adaptada al canal en el que vas a promocionarte. Por ejemplo, si va a ser en Instagram, debes armar un post de 1080 x 1080 px con las miniaturas de las plantillas. Claro, también tienes que añadir algún color, texto descriptivo con el número de formatos que incluye, para qué sirven, el nicho de mercado, etc.

Dónde vender tus plantillas de Canva

Todo muy bien, pero ahora te estarás preguntando: “¿y dónde voy a vender? ¿Dónde voy a conseguir clientes?” Pues tienes varias opciones, y todo dependerá de tu punto de partida. 

Con comunidad

Si te mueves bien en redes sociales, tienes un buen número de seguidores o has usado alguno de tus canales personales para compartir contenido, puedes usar eso a tu favor para que esa audiencia te compre. En ese caso, la opción ideal sería tener tu propia tienda, lo que te da todo el control sobre el proceso de venta.

Una de mis plataformas favoritas para esto es Shopify, donde puedes diseñar tu ecommerce, establecer opciones de pago, condiciones de entrega, políticas de devolución, etc. En resumen, una completa autonomía. Pero como no todo es color de rosa, requiere de conocimientos de programación para configurar tu ecommerce, o en su defecto, contratar un programador para que lo haga por ti.

También hay otras opciones como WooCommerce, Adobe Commerce (antes Magento), PrestaShop o Wix que pueden ser igual de útiles. La elección irá en función de tus gustos y tu presupuesto.

Sin comunidad

Lo de tener presencia en redes se da en ocasiones muy puntuales, pero si este no es tu caso, no pasa nada. La solución sería ofrecer tus plantillas de Canva en marketplaces especializados en productos digitales, en los que solo tienes que subir el tuyo, colocar tu precio y listo. Ellos se encargan de hacer la promoción y de que aparezcas en los resultados cuando las personas busquen lo que tú ofreces.

Te cuento algunas de las mejores opciones de marketplaces para vender plantillas de Canva:

  • Etsy: está especializado en arte, manualidades, artículos vintage y productos digitales. Solo tienes que subir el archivo PDF entregable y seleccionar la opción de descarga inmediata. Así, cuando las personas completen el pago podrán tenerlo enseguida. El registro en la web es gratuito y solo liquidas una comisión de $0,20 cuando publicas un artículo, y de un 6,5% del precio total cuando haces una venta. 
  • Creative Market: se enfoca únicamente en la venta de productos de diseño gráfico, así que es el lugar perfecto para tus plantillas. Lo más llamativo de esta plataforma es que no te obliga a vender solo a través de ella, sino que también puedes llevar a los potenciales clientes a una web propia. Te quedarás con un 70% del precio de cada venta cerrada en el sitio.
  • Design Bundles: es bastante similar a Creative Markets, con una oferta que va desde templates hasta iconos o tipografías propias. Tienen un servicio técnico muy eficiente que se encarga de asesorarte en cualquier duda a la hora de montar tu tienda. En cuanto a comisiones, te corresponde un 75% del valor de los pagos y lo recibirás en siete días.
También te puede interesar: Plataformas Para Trabajar Como Freelancer

Aprender a crear plantillas de Canva

“Ok, Carla, todo suena genial, pero la verdad es que no tengo ni idea de cómo usar Canva.”

¡No te preocupes! También te voy a dar algunas alternativas gratuitas y de pago para que aprendas a usar Canva y le puedas sacar el jugo a esta herramienta. Es sumamente fácil de utilizar y tiene un diseño muy intuitivo, así que vas a ver que en unos pocos días (o hasta horas) estarás dándole forma a tus creaciones.

Cursos:

YouTube:

Y si tus nociones estéticas y de diseño no son las mejores, puedes complementar todo esto aprendiendo un poco sobre los fundamentos del diseño gráfico. Así, tendrás mejor criterio, conocerás aspectos básicos de teoría del color y armonía visual, y podrás obtener resultados atractivos y profesionales. De nuevo, en YouTube hay un montón material, pero te dejo algunos buenos vídeos para comenzar:

Recomendaciones finales sobre la venta de plantillas de Canva

Ya estamos llegando al final de este recorrido para que ganes dinero vendiendo plantillas de Canva por internet. Sin embargo, quiero darte algunos consejos que sí o sí debes tener presentes para que te vaya lo mejor posible en este camino creativo.

Revisa los términos y condiciones de Canva

Antes de siquiera empezar a diseñar, es buena idea que conozcas muy bien el marco legal de la venta de plantillas en Canva, lo que puedes y no puedes hacer, y cuáles son las reglas de la plataforma. Todo eso lo explican en el Acuerdo de licencia de medios exentos de derechos de autor, así que tómate el tiempo de leerlo y comprenderlo. 

Usa solo elementos gratuitos

Cuando comiences a diseñar en Canva, te darás cuenta de que hay cosas que solo puedes usar si pagas una suscripción Pro. Quizás estés tentado a hacerlo, ya que, al fin y al cabo, te vas a dedicar a esto y quieres contar con la mayor cantidad de recursos gráficos posible. Sin embargo, debes tener presente que si vendes plantillas Canva con cualquier elemento Pro, tus clientes tendrán que tener Pro también, o de lo contrario les aparecerá una marca de agua cuando quieran editarlas.

Si crees que es indispensable la versión Pro, asegúrate de dejarles bien claro a tus clientes que necesitarán una suscripción para ciertos diseños. Por supuesto, esto tienes que hacerlo en la descripción del producto antes de que finalicen la compra.

Pon precios de acuerdo con el mercado

A la hora de establecer tus precios, revisa los de tus competidores en el canal de ventas que hayas elegido y hazlo a partir de ahí. Es posible que, al comenzar, los tuyos deban ser un poco más bajos para que logres tus primeras ventas, pero a medida que lo hagas no tengas miedo de crear nuevos productos con precios más altos. ¡Tu trabajo vale!

Vende plantillas Canva y gana dinero por internet

Crear y vender plantillas de Canva puede ser una forma estupenda de conseguir tus primeros ingresos pasivos. Piensa que, una vez que termines de diseñarlas y las ofrezcas al público, el único esfuerzo que tendrás que hacer es promocionarlas a través de tus canales digitales o con publicidad de pago para llegar a más personas. Mientras tanto, el dinero irá cayendo en tu cuenta prácticamente solo.

Esta libertad es la que te permite ir despidiéndote de los empleos tradicionales y comenzar a migrar poco a poco al trabajo por internet. Quizás no sea tu única fuente de ingresos, pero verás lo satisfactorio que resulta y te animarás a ir buscando nuevas alternativas.

¡Ahora sí terminamos! Tienes todo lo necesario para empezar ya mismo a crear tus primeras plantillas de Canva y probar esta estrategia para ganar dinero por internet. Me encantaría que me contaras en los comentarios cuál es el nicho en el que quieres enfocarte y por qué. ¡Hay un montón de posibilidades allá afuera!

También recuerda que, si tienes dudas, puedes preguntarme y encantada te ayudo a resolverlas. Y tampoco te olvides de seguirme en Instagram, Twitter y mi canal de YouTube, donde te comparto más contenido como este que te ayude a trabajar remoto y vivir de internet. ¡Ahí nos vemos!

Guía completa para crear y vender plantillas de Canva
Haz un pin de Pinterest

¡Hola! Soy Carla

Una nómada digital dedicada apasionada por el comercio electrónico y los viajes. Creé este espacio para compartirte mi experiencia o conocimiento sobre ciertas cosas de la vida nómada, trabajo remoto y emprendimiento. Si tienes alguna duda, deja tu comentario y estaré contenta de contestarte. ¡Gracias por estar aquí!

¿Quieres saber cómo trabajar remoto y recibir mi contenido GRATIS?

Facebook
Twitter
Pinterest
WhatsApp

Suscríbete a mi newsletter

Únete a +45000 personas que reciben mi contenido gratuito en sus buzones de correo.

3 comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *