Tipos de Comercio Electrónico: ¿Cuál es mejor para mi negocio?

Tipos de Comercio Electrónico: ¿Cuál es mejor para mi negocio?

Ya hablamos sobre qué es el comercio electrónico, ahora hablemos sobre los tipos de comercio electrónico que existen. ¿Cuál se adapta a mi negocio?

Conocemos cientos de páginas web en las que puedes adquirir cualquier clase de productos o servicios, éstas representan algunas de las diferentes formas de comercio electrónico que existen. 

Para no confundirte, vamos a englobar en dos grandes tipos de comercio y posteriormente vamos a desglosar cada uno, así podrás entender poco a poco sin sentirte increíblemente bombardeado de información.

Según perfil comercial

¿Quién es el público de esta plataforma? El perfil comercial de una marca o empresa está relacionado con el producto que se ofrece, la segmentación del mercado, el tipo de comprador y el nivel de retorno del cliente.

Comercio electrónico B2B

B2B es la abreviación de business to business (negocio a negocio), y es aquel en donde la transacción comercial únicamente se realiza entre empresas que operan en Internet, lo que quiere decir que no intervienen consumidores. 

Este tipo de comercio electrónico se realiza entre negocios online y suele ser muy común cuando la tienda online vende al por mayor o distribuye componentes o materias primas, que serán luego utilizados por otras industrias. Existen tres modalidades:

  • Únicamente acepta vendedores en busca de compradores.
  • Comprador busca proveedores.
  • Intermediarios buscan que se genere un acuerdo comercial entre los vendedores y los compradores.

Algunos ejemplos de este tipo de comercio electrónico son; Alibaba y Quiminet. Plataformas en las que puedes conseguir un proveedor de prácticamente cualquier producto que desees.

Comercio electrónico B2C

También conocido como business to consumer (negocio a consumidor), es el más popular y es el que la mayoría de las tiendas online emplean. Es aquel que se lleva a cabo entre el negocio online o, en este caso tienda virtual, y una persona interesada en comprar un producto o adquirir un servicio. 

El comercio electrónico B2C es el foco principal de este curso, sin embargo, los conocimientos los vas a poder aplicar para cualquiera que sea tu tipo de cliente.

Algunos ejemplos de este tipo de comercio electrónico es Amazon, MercadoLibre, AliExpress, Falabella y muchísimos más.

Comercio electrónico B2E

La relación comercial business to employee (negocio a empleado) se centra principalmente entre una empresa y sus empleados. Este tipo de comercio electrónico está pensado para lo que se conoce como “clientes internos” y es muy común en grandes corporaciones que tratan con diferentes líneas de negocio, arropadas bajo la misma empresa matriz.

Sé que no entendiste nada, a mi me costó la primera vez también. Te explico de una manera más sencilla, este tipo de comercio electrónico es común entre las grandes empresas ya que ofrecen una tienda digital para sus propios empleados. 

¿Te suena? Empresas como Colgate, KPMG y otras utilizan este tipo de herramientas para venderles a sus empleados productos a un precio súper atractivo e incluso con promociones exclusivas para premiarlos por buen desempeño.

Comercio electrónico C2C

¿Alguna vez has vendido un producto usado? Entonces esto te sonará familiar. Este tipo de comercio electrónico está enfocado a los consumidores vendiéndole a otros consumidores, es en pocas palabras una venta de garaje digital. 

El consumidor final le adquiere al consumidor primario los productos que él ya no quiere o necesita y a los que les podrá dar una nueva utilidad a precios muy accesibles. Se sigue el mismo proceso de compra del comercio electrónico tradicional. Algunas de las ventajas son:

  • Reutilización de productos.
  • Compras a menores precios y con ofertas únicas en el medio.
  • Alcance más allá de un garaje o patio.
  • Puedes encontrar productos que ya no se venden en tiendas.

Algunos ejemplos de este tipo de plataformas son; GoTrendier (tienda de ropa de segunda mano para mujeres), MercadoLibre, Ebay, entre otras.

Comercio electrónico G2C

Cuando un gobierno municipal, estatal o federal permite que los ciudadanos realicen sus trámites en línea a través de un portal, se realiza el conocido comercio government to consumer (gobierno a consumidor), y se considera un tipo de comercio ya que se paga un trámite y se puede acceder a la información en línea en cualquier momento. 

Aunque son muchos los países que aún no migran a este tipo de alternativas, estamos seguros que luego del COVID-19 lo empezarán a explorar, ya que puede significar un gran ahorro de costos y reducción de tiempos de trámites, es decir, mayor eficiencia.

Tipos de Comercio Electrónico: ¿Cuál es mejor para mi negocio?

Según el modelo de negocio

¿Creíste que eso era todo? ¡Apenas empieza! El comercio electrónico no se diferencia únicamente por el tipo de público al que va dirigido, también existen diferentes tipos de comercio electrónico según tu modelo de negocio. 

Dependiendo de cómo se generen los ingresos o de cómo se lleve a cabo el intercambio entre comprador y vendedor, se pueden dividir en:

Tienda online propia

Es el modelo de negocio más conocido y es el que más se escucha al hablar de este tema. Las características de este tipo de modelo son prácticamente las mismas que la de una tienda física, pero en versión digital. En este modelo de negocio, el vendedor tiene inventario de los productos u ofrece un tipo de servicio que se puede adquirir a través de la página web. 

Una de las principales ventajas de este modelo es la reducción de costos, ya que al no tener un local físico te olvidas de las rentas y de los salarios de tus empleados. Sin embargo, una de las grandes desventajas es que puede llegar a ser difícil de posicionar y de generar confianza a los clientes.

Existen cientos de opciones para crear tu página web, para motivarte, hemos recopilado algunas opciones gratuitas para empezar tu tienda en línea.

Dropshipping

Este modelo de negocio ha aumentado su popularidad al pasar de los años, ya que es muy atractivo y puede parecer muy sencillo.

Frente al cliente, la plataforma web es la misma que la de una tienda en línea, la gran diferencia de este tipo de modelo es que el producto nunca pasa por las manos del vendedor. ¿Cómo puede ser posible? Es fácil, una vez que el cliente adquiere el producto, el vendedor lo “compra” al proveedor y el proveedor se lo envía directamente al cliente.

Las grandes ventajas de este modelo de negocio es que la inversión inicial es muy pequeña, hoy en día existen softwares que generan la orden con el proveedor de manera automática al momento de recibir una compra.

Sin embargo, este modelo de negocio representa ganancias muy pequeñas y puede llegar a perjudicar a la reputación de la tienda o vendedor ya que el control de calidad de los productos es prácticamente inexistente. 

¿Te interesó este modelo? Conoce más aquí.

E-commerce de afiliación

¿Cómo funciona esto? Simple, las páginas web que utilizan este modelo de negocio se utilizan principalmente como un listado para sus productos. Puedes ver los precios, características, tipos y prácticamente todo del producto, sin embargo, la compra la realizas en la plataforma de un tercero y no en la propia página web.

Un ejemplo de esto podría ser que quiero generar ingresos por internet pero no quiero encargarme de la venta ni logística, tengo la opción de construir mi propia página web (para empezar a generar credibilidad) y recomendar otros productos. El marketing de afiliados es una industria multimillonaria y, con el esfuerzo adecuado, puedes generar ingresos altísimos a través de ellos.

Algunos ejemplos de estas plataformas son:

Dog Food Advisor o Headphones Addict

Tipos de Comercio Electrónico: ¿Cuál es mejor para mi negocio?

Una gran ventaja de este modelo es que tus costos son bajos ya que una página web de este estilo es bastante económica, sin embargo, una desventaja podría ser que al entrar a la plataforma del tercero el cliente encuentre el mismo producto o simplemente lo agregue al carrito y termine finalizando la compra después con otro link (no ganas nada).

Membresía

Este modelo de negocio depende completamente de la fidelidad de los clientes, ya que está basado en planes de suscripción semanales, mensuales o anuales. En los últimos años ha tenido una gran popularidad, ya que los consumidores no quieren pagar algo que quizás van a dejar de utilizar en un periodo corto de tiempo, por eso, prefieren el pago semanal o mensual con flexibilidad de cancelaciones.

Un ejemplo de este modelo de negocio son las cajas de suscripción, donde los clientes obtienen productos nuevos mes con mes y van descubriendo nuevas marcas o tipos de productos que quizás no hubieran escogido al verlos en una tienda.

Una ventaja es que generas fidelidad, entonces comprometes al cliente a consumir tus productos durante un periodo de tiempo. Sin embargo, una de las grandes desventajas es que hay poco espacio para la innovación (puede llegar a aburrir a los clientes) y luego los consumidores se sienten inconformes al recibir muchos productos muy similares o de mala calidad.

Marketplace

Es prácticamente un centro comercial en digital, donde los clientes pueden ver el mismo producto vendido por diferentes tiendas o vendedores. 

Han tenido un crecimiento enorme en los últimos años, ya que han logrado establecer estrategias muy exitosas frente a los clientes, donde ofrecen promociones exclusivas y descuentos. Conoce a detalle la increíble opción que son los marketplaces.

Hoy en día representan un gran porcentaje de las ventas en línea, ya que los clientes se sienten muy confiados al comprar en este tipo de plataformas al estar garantizados cierto tipo de beneficios.

Una ventaja de este modelo de negocio, es que al vender en un Marketplace tus gastos de publicidad se reducen considerablemente ya que la plataforma anuncia por ti. Sin embargo, también existen desventajas y una de ellas son las altas comisiones por vender, junto con políticas muy estrictas en las que no puedes hacer publicidad de tu marca ni entregar con retrasos.

Servicios

No todo en el comercio digital está enfocado a los productos, también existen las páginas web para la contratación de servicios o simplemente difusión de los mismos. Este tipo de páginas son bastante necesarias si deseas empezar cualquier negocio en el que ofrezcas servicios (inmobiliarios, asesorías, clases, etc.) ya que puedes generar mucha credibilidad e historial frente a los clientes.

Imaginemos que quieres contratar un profesor de piano y decides buscarlo en internet. ¿Qué es lo segundo que haces? Una de las cosas más comunes es encontrarlo en una página web de listados (un tercero) y así lograr el primer acercamiento, sin embargo, para convencerte que en realidad es un profesor de piano y no un asesino serial, lo buscas en redes sociales o en Google.

¿Qué pasa después? El escenario ideal es encontrar una página web con sus servicios o información de su persona, te sentirás mucho más seguro y confiado de inscribirte en sus clases.

Tipos de Comercio Electrónico: ¿Cuál es mejor para mi negocio?

¿Te gustaría iniciarte en este mundo?

Te invito a tomar mi curso en línea, en el que podrás aprender todo lo básico del comercio electrónico para poder vender tus productos con éxito. Inscríbete aquí.

Tipos de Comercio Electrónico: ¿Cuál es mejor para mi negocio?
ABC del Comercio Electrónico: Vende por internet con éxito

¿Quieres saber más?

Te invitamos a leer nuestras entradas:

APRENDE A GANAR DINERO POR INTERNET

Carla
¡Hola! Soy Carla, una nómada digital dedicada apasionada por el comercio electrónico y los viajes. Creé este espacio para compartirte mi experiencia o conocimiento sobre ciertas cosas de la vida nómada, trabajo remoto y emprendimiento. Si tienes alguna duda, deja tu comentario y estaré contenta de contestarte. ¡Gracias por estar aquí!